Autonomos

Autónomos, nuevas ventajas fiscales

El Gobierno ha aprobado recientemente un paquete de medidas fiscales para los Autónomos en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que ha sido validado por el Congreso de los Diputados el pasado mes de junio con el apoyo de la mayoría de grupos de la cámara.

Además de las medidas de ámbito estatal que se van a aplicar, es importante revisar las acciones que cada Comunidad Autónoma adopta, porque también pueden suponer una ayuda. Por ejemplo, en Galicia se va a instaurar el llamado Bono Autónomo, que está concebido para trabajadores de larga duración en el sector y que incluye varias exenciones fiscales. Mientras que en Canarias el gobierno autónomo destinará 900.000 euros para la promoción del empleo en el marco del programa de Garantía Juvenil Canaria.  

El colectivo de autónomos, formado por 3,2 millones de personas, es el principal generador de riqueza y puestos de trabajo del país, de ahí que se dé importancia a incentivar sus actividades y ofrecer garantías para su libre desarrollo.

Incentivos fiscales y Bonificaciones

Gracias a estas reformas, ser autónomo resulta más fácil durante los primeros meses y se fomenta esta actividad, incentivando el mantenimiento de la actividad después de cumplir la edad de jubilación.

Por otra parte, se dan facilidades para el cálculo de las bases de cotización y, finalmente, se amplían los supuestos de accidentes laborales y se dan facilidades para el reintegro de cantidades.

Exenciones de cuota de autónomos

La llamada tarifa plana de autónomos que permitía abonar tan solo 50 euros durante los primeros seis meses se extiende ahora durante seis meses más, cumpliendo el año entero. Además, y en caso de haber cesado la actividad, se podrá volver a optar a esta modalidad durante seis meses si se retoma al cabo de dos años.

En el caso de madres, cuando se reincorporen, tendrán derecho a abonar la tarifa plana de 50 euros durante un año, independientemente de si antes ya se habían beneficiado de ese derecho. Esta medida busca paliar las desventajas que muchas madres trabajadoras se encuentran al volver al trabajo.

Las personas que atiendan a personas menores o dependientes tendrán derecho a una exención del 100 % de la cuota durante un año. De esta forma, se facilita la conciliación entre la vida profesional y familiar.

Estas medidas contribuyen a que los Autónomos adecúen su base de cotización a lo que realmente ingresan y, por eso, es posible cambiarla hasta cuatro veces al año.

Con la nueva ley, los autónomos que opten por seguir trabajando cuando cumplan la edad de jubilación, podrán cobrar el 100 % de la pensión, mientras que antes solo tenían derecho al 50 %.

Es posible darse de alta y baja hasta tres veces al año, y solo se pagará por los días efectivos de cotización, mientras que antes se pagaba todo el mes a partir del día 14. Esta medida está encaminada a flexibilizar las posibilidades en un mercado cada vez más flexible y cambiante.

Bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social

Se establece una bonificación del 100 % en las cuotas de la Seguridad Social para aquellos autónomos que contraten familiares de forma indefinida. Siempre y cuando, no haya habido despidos improcedentes o irregulares durante el año anterior y el empresario se comprometa a mantener el nivel de empleo de la compañía durante, al menos, seis meses.

Otra novedad es que las mujeres de más de 50 años y las personas de menos de 35 podrán gozar de Bonificaciones durante tres años de forma ininterrumpida, punto especialmente importante para facilitar la inserción laboral de estos colectivos.

Deducciones de gastos

Se incorpora la posibilidad de deducir hasta 12 euros diarios en comidas en bares y restaurantes, lo cual es muy importante para aquellos autónomos que, por razón de su trabajo, tienen que comer fuera con frecuencia. Eso sí, los gastos deducibles han de ser en día laborable y poder justificarse con ticket o factura del local.

En el caso de los autónomos que trabajan en casa, se puede deducir hasta un 20 % de los gastos de suministros, como son el agua, la luz, el teléfono e Internet. Esto es importante para varias personas que trabajan con ordenadores o mediante atención telefónica.

Otros cambios

La cuota mínima de autónomos (y la de los directivos) será determinada cada año por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado y los incrementos dejan de estar vinculados al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Por lo tanto, será una decisión política.

Los recargos por el impago de cuotas a la Seguridad Social pasan del 20 % al 10 % durante el primer mes.

Los excesos de cotización en aquellos profesionales autónomos que se dedicaban a varias actividades pasan a ser devueltos, de oficio, por la Administración.

Se reconoce el accidente al ir y volver del trabajo, in-itenere. Esta cuestión pasa a ser fundamental para que los Autónomos tengan seguridad jurídica si han de solicitar una baja por enfermedad.

Noray
Noray Software
mperera@noray.com
No hay comentarios

Escribir comentario