RSC Hoteles

El impacto de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en empresas hoteleras.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC), que a veces toma el nombre de responsabilidad social empresarial (RSE), es una manera de gestionar las empresas con una visión respetuosa frente a los impactos derivados de la actividad. Esto es, el empresario se hace partícipe y responsable de los impactos sociales, económicos y ambientales derivados de su actividad.

Por otro lado, mantener este tipo de estrategias en la empresa deriva en una mejor gestión de los recursos internos, evitando despilfarros innecesarios, con su consiguiente disminución en costos fijos y variables, así como en una mejor percepción de la empresa por parte de los diferentes stakeholders, estos son: clientes, proveedores, socios, accionistas, entre otros.

Además, la Responsabilidad Social Corporativa aporta al valor agregado y elemento diferenciador de las empresas. Hoy en día, cada vez más personas quieren ser conscientes del nivel de compromiso que tienen las empresas y las marcas frente a las diferentes problemáticas en torno al Medio Ambiente, la sociedad y la economía. Esto hace que las compañías que son conscientes, y manejan de manera eficiente sus procesos, acciones, relaciones con terceros y políticas internas, sean más competitivas que las demás. Un enfoque desde la Sostenibilidad.

Beneficios de la RSC.

  1. Impacto social.
  2. Impacto ambiental
  3. Impacto económico.
  4. Imagen de marca.
  5. Estrategias de marketing.
  6. Confianza. Stakeholders.
  7. Comunidad.
  8. Políticas y leyes locales.

La RSC en la industria hotelera.

La Responsabilidad Social Corporativa en la industria hotelera comenzó a contar con bastante repercusión en los hoteles de cadena ubicados en países en vías de desarrollo. Las problemáticas de estos lugares a nivel social, económico y ambiental eran cada vez más evidentes para los turistas. Esto fue generando un despertar en torno a la relevancia de que las empresas relacionadas con el turismo fueran cada vez más conscientes y proactivas a la hora de disminuir los impactos negativos e, incluso, tratar de mejorar este tipo de situaciones.

Por otro lado, varias empresas hoteleras grandes comenzaron a desarrollar planes relacionados con el RSC que fueron visibles para los clientes mediante prácticas amigables para el medio ambiente. Una práctica que se hizo muy popular fue el preguntar a los clientes si se debía lavar las toallas a diario. Esto, a su vez, abarataba el servicio del hotel y disminuía su consumo energético, este es un ejemplo de un impacto ambiental positivo para el medio ambiente, que resulta rentable para el Hotel y que, a su vez, mejora la imagen del mismo frente a los clientes.

Por otra parte, en los destinos ubicados en países en vías de desarrollo, que los hoteles de cadena se impliquen con las comunidades locales ha derivado en que estas empresas sean mucho mejor vistas, más aceptadas por la comunidad, y que esto derive en una mejor convivencia y sensación de tranquilidad en las inmediaciones de los hoteles y complejos hoteleros de lujo.

Claves para instaurar un modelo de RSC.

  1. Información y formación. Sin contar con la información apropiada no es posible generar un modelo viable de RSC. Esta formación se puede dar a través de una consultoría externa, la contratación de un asesor o experto en la materia, realizar una estudio de Benchmarking (revisar buenas prácticas en la competencia), etc. Además de esto, se debe consultar el marco legal de la ISO26000 sobre Responsabilidad Social de las empresas para contar con un contexto claro.
  2. Inclusión de toda la organización. Para generar un cambio de visión de estas dimensiones en una organización, todos los actores que intervienen en ella deben estar involucrados y conscientes. Toda la cadena de valor se ve afectada, cada proceso y estándar deben ir alineados con la estrategia.
  3. Inclusión de stakeholders. Estos juegan un papel principal en un modelo de RSC. Es más, en determinados casos, hay stakeholder que deben ser evaluados, como sucede en el caso de proveedores cuyas políticas internas no se adecúan a esta visión y podrían repercutir en un modelo incoherente. Esto es algo común y puede deteriorar la imagen de la compañía. Por otra parte, los clientes y la comunidad pueden participar en la construcción de este modelo, alimentando una mejor imagen de la compañía y haciendo que los esfuerzos que se están desarrollando sean efectivos.
  4. Generación de plan estratégico. Y viable, analizar el punto de partida, cómo funciona la organización, y hasta dónde se puede llegar a corto, mediano y largo plazo. En torno a esto, se han de generar metas y objetivos claros.
  5. Seguimiento, control y comunicación de resultados. Es importante hacer un seguimiento para comprobar que se estén cumpliendo las metas, así como comunicar los resultados, en especial, los positivos. Esta comunicación hará que la empresa sea vista de manera más competitiva y confiable por los diferentes stakeholders.

En definitiva, la Responsabilidad Social Corporativa, o RSC, cuenta con múltiples beneficios para la sociedad, así como diversas ventajas económicas para las empresas hoteleras.

 

Noray
Noray Software
mperera@noray.com
No hay comentarios

Escribir comentario